Made in USA: Patentar el terrorismo

Por Alberto Corona

La Habana, 11 abr (PL) El gobierno de Estados Unidos parece hoy  decidido a ofrecer una patente de corso al terrorismo, con incalculables y nefastas consecuencias para el mundo.

Su empeño en proteger al terrorista internacional Luis Posada Carriles, evidencia una vez más el fariseísmo del sistema judicial norteamericano y la falaz política contra ese flagelo que patrocina la administración de George W. Bush.

Wahington se arroga el derecho de violar la Resolución 1373 de Naciones Unidas y otros tratados internacionales al brindar cobija a quien no sin razón muchos llaman el Bin Laden de las Américas.

Entretanto, la insidia de la Casa Blanca y su ensañamiento contra cinco antiterroristas cubanos pone al desnudo la hipocresía que despliega Washington en su supuesta cruzada contra el terrorismo.

Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, René González y Fernando González cumplen injustamente prisión desde hace más de ocho años en cárceles estadounidenses por combatir precisamente ese flagelo.

Sin embargo, Bush no escatima esfuerzos en proteger a criminales confesos como Posada Carriles, Orlando Bosch y otros, considerados los más peligrosos terroristas del hemisferio occidental.

Reclutado por la CIA desde 1960, es conocido que Bosch -quien camina libremente por las calles de Estados Unidos- es responsable junto a Posada Carriles de la voladura de un avión de cubana en 1976 que costó la vida a 73 personas.

Estos asesinos, que se vanagloriaron de semejante acción, son también fundadores de redes subversivas para ejecutar planes contra Cuba en Costa Rica, Panamá, Jamaica y México.

A su vez, entre 1961 y 1968 participaron en más de 30 actos de sabotajes y otros violentos en los propios Estados Unidos.

Posada Carriles, con más de 30 operaciones de violencia y la implicación directa o indirecta en acciones en más de 25 países de Europa, América Latina y en la propia nación norteamericana, podría salir a la calle en breve.

Ante esa realidad, este miércoles el presidente cubano Fidel Castro denunció el manejo del caso Posada Carriles por las autoridades estadounidenses y la complicidad de Washington con el criminal.

El pasado viernes, Posada Carriles recibió la concesión de la libertad bajo fianza por parte de la jueza Kathlenn Cardone, de la Corte Federal de El Paso, Texas, donde está detenido bajo la acusación de violación de trámites migratorios.

El 11 de abril de 2005, hace justo dos años, el estadista cubano reveló y emplazó públicamente al gobierno norteamericano por demorar el arresto del terrorista, luego de un mes de la entrada ilegal de éste a Estados Unidos.

De acuerdo con las reflexiones de Fidel Castro, recogidas por el diario Granma bajo el título La respuesta brutal, sólo un año y dos meses después las autoridades de la Casa Blanca reconocieron que Posada Carriles había entrado de forma ilícita por la Florida.

Ahora resulta que el Departamento de Justicia pretende procesar a Posada Carriles solo como un mentiroso y no por su condición de peligroso terrorista.

Asimismo, el gobierno de Bush desconoce la solicitud de extradición hecha por Venezuela en base al tratado suscrito por ambos países el 12 de junio de 1922 y ratificado el 14 de abril de 1923.

La acusación de Fidel Castro también advierte que a libertad de Posada Carriles estaba decidida de antemano, a pesar de sus conocidos antecedentes.

Tratar de liberar y proteger a un terrorista como Posada Carriles solo puede ser un acto Made in USA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: