Se lanzó el Plan Ecuador

Nueva iniciativa del Quito

 

Por Ariel Kriwicky | Desde la Redacción de APM

La estrategia busca atender la conflictiva región fronteriza entre ese país y Colombia. Es una propuesta regional alternativa al Plan Colombia financiado por Estados Unidos.

El gobierno ecuatoriano presentó el martes su estrategia internacional para contrarrestar los efectos nocivos del Plan Colombia, el cuál es financiado por Estados Unidos. Estos serán cimentados en los ejes del Plan Ecuador, que son el fortalecimiento de una cultura de paz, el mejoramiento de la seguridad y la disminución de la pobreza.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa destacó la vocación pacifista de su país y definió este Plan como una alternativa “de presente y futuro” cuya vigencia está fijada hasta el año 2018. “No es un arsenal de rencores del pasado”, aseguró. El gobierno de Ecuador protege a los ciudadanos colombianos desplazados porque cree “que no hay seres humanos ilegales, sino prácticas ilegales, enfermizas y violentas”, sentenció Correa en el lanzamiento oficial en el Palacio Presidencial en Quito.

“Hemos abogado por el libre tránsito de las personas, pero nos hemos encontrado con la rutinaria, inmoral e inconsistente decisión de un neoliberalismo al que le interesa el libre tránsito de capitales, los tratados de libre comercio, dejando en el último lugar de la escala social al ser humano”, añadió Correa.

El Plan Ecuador se presenta oficialmente como una iniciativa de inversión social que ayudaría a los miles de refugiados colombianos, así como a los ecuatorianos que viven en las provincias fronterizas del norte: Esmeralda, Carchi y Sucumbíos.

Se buscará la inversión del Estado con propuestas de capacitación de los ciudadanos que viven en la región fronteriza norte de Ecuador, como así también una reactivación productiva y generación de empleo. El mencionado plan privilegiará los programas de microcréditos para la creación de pequeñas y medianas empresas, la atención prioritaria de salud, la educación, la vivienda, y garantizará los derechos de los habitantes de la frontera.

La ministra de Relaciones Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, expresó su deseo de que Estados Unidos “redoble la colaboración por principio de corresponsabilidad”, en vista de que lleva invertidos cuatro mil millones de dólares en el Plan Colombia desde su implementación en 2000.

Por su parte, Correa –por medio del plan– tiende una mano hacia los ciudadanos colombianos desplazados por el conflicto armado y apunta a que estos tengan estatus de refugiados. Al mismo tiempo, advierte al gobierno de Álvaro Uribe que no permitirá más abusos en la frontera. El mandatario ecuatoriano agregó que demandará ante el Tribunal de Justicia de La Haya al gobierno colombiano por las fumigaciones aéreas con glifosato (herbicida) en las plantaciones de coca, que causan daños ambientales y humanos.

Cabe destacar que con el estatus de refugiados, los colombianos desplazados mejorarán sus condiciones de vida y recibirán pensiones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La canciller Espinosa espera que Colombia colabore con la iniciativa del Plan Ecuador, que no exigirá visas a los colombianos que migren hacia el vecino país sureño ni cerrará su frontera.

La funcionaria indicó que “Ecuador es el país que más refugiados tiene en América Latina y estos son casi en su totalidad colombianos. Por lo tanto, el principio de corresponsabilidad es fundamental y esperamos que Colombia se pronuncie positivamente”, concluyó Espinosa.

Según datos de la Cancillería ecuatoriana, se han entregado más de catorce mil visas de refugiados a colombianos y existen veinticinco mil solicitudes en carpeta.

Para lanzar el plan el gobierno ecuatoriano invertirá ciento treinta y cinco millones de dólares, Canadá ofreció cinco millones de dólares y Corea del Sur novecientos mil dólares. Aún está pendiente la asistencia financiera de la Organización Naciones Unidas (ONU) y de Noruega.

En las vísperas de la consulta popular del pasado 15 de abril, que dio un contundente triunfo al “Sí” a la convocatoria a una Asamblea Constituyente, el presidente ecuatoriano describió al Plan Ecuador como una “respuesta de paz, equidad y desarrollo”, y no como el Plan Colombia que es “militarista, guerrerista y violento”.

Las relaciones entre los gobiernos de Ecuador y Colombia se encuentran deterioradas desde diciembre del año pasado, cuando Ecuador retiró a su embajador en Bogotá, molesto por las fumigaciones con glifosato en la frontera común y tras una serie de reclamos diplomáticos por incursiones militares colombianas dentro de territorio ecuatoriano. En la incursión colombiana del pasado 22 de marzo murieron dos personas en territorio ecuatoriano, en un acto violatorio de su soberanía.

Ante esto, las autoridades ecuatorianas enfrentan las consecuencias de la violencia y las actividades delincuenciales en la frontera norte desde que comenzó el Plan Colombia.

A todo esto, cabe tener en cuenta que Colombia y Ecuador comparten una frontera de seiscientos cuarenta kilómetros de longitud, a lo largo de la cual operan guerrilleros, paramilitares y contrabandistas de armas y drogas, resabios del Plan Colombia auspiciado por Washington.

akriwicky@prensamercosur.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: