¿Qué pasa en el Mercosur?

La integración nuestra de cada día

Por la Redacción de APM |

Cueste lo que cueste Sudamérica debe desarrollar sus estructuras de unidad. Sin embargo, las alertas no vienen mal. Sobre todo analizar con cuidado los pasos que unos y otros están dando.

Que el senado de Brasil anuncie que obstaculizará la formalización final del ingreso de Venezuela al Mercado Común del Sur (Mercosur) no es una buena noticia. Las posibles alianzas estratégicas de un uno de los socios del bloque con la Unión Europea (UE) tampoco. Los coqueteos de otros con Washington menos y la subsistencia solapadas de matrices neolibearlas en el proceso de integración regional, ni que decir.

Uruguay, que recibe la presidencia pro tempore del Mercosur de manos de Paraguay a fines del mes de junio, tendrá como primera prioridad intentar acelerar las negociaciones del bloque con la UE, en momentos en que Brasil pasa a ser “socio estratégico” de la misma.

“El presidente Tabaré Vázquez viajará a Lisboa y Bruselas en setiembre”, luego de asumir la presidencia pro tempore del bloque que Uruguay integra junto a Argentina, Brasil, Paraguay y Venezuela, dijo el director de Asuntos Económicos e Integración de la cancillería uruguaya, Carlos Amorío, según informó esta semana el boletín electrónico Somos Mercosur.

“Lo que va a intentar es acelerar es las negociaciones (de libre comercio entre) UE-Mercosur, que están estancadas”, agregó el funcionario. En tanto, indicó que “en Lisboa (el gobierno de Portugal asume en julio la presidencia pro tempore de la UE) el mandatario hará gestiones políticas, y en Bruselas se reunirá con la Comisión Europea, que es la que realiza las negociaciones”, aunque reconoce que su avance está atado al progreso de la Ronda de Doha.

“Por ahora es materia de elaboración”, añadieron, indicando que se trata de una “idea de ambos mandatarios para avanzar en la relación UE-Mercosur”, afirmo el mismo medio con soporte en Internet.

El presidente brasileño Luis Inacio Lula da Silva estará el 4 de julio en Lisboa para la cumbre UE-Brasil en la que se concretará el acuerdo de “socio estratégico”, propuesto hace unos días por la Comisión Europea.

Además de acelerar las negociaciones con la UE, Uruguay buscará, desde la presidencia del Mercosur, “solucionar las asimetrías, garantizar la libre circulación de bienes dentro del bloque, rever las negociaciones externas, y seguir las negociaciones arancelarias con Venezuela”, que está un “poco atrasada” respecto al cronograma para convertirse en miembro pleno del Mercosur, dijo Amorín.

En tanto, el director de Comercio de la Unión Europea (UE), Karl Falkenberg, se encuentra de gira por la región, con la intención de reflotar la posibilidad de llegar a un acuerdo comercial entre ambos bloques, que se negocia sin éxito desde hace varios años y siempre se posterga por las indefiniciones en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Según el diplomático, las negociaciones biregionales podrían retomarse en el segundo semestre del año., aseguró Somos Mercosur.

Falkenberg, que ya estuvo en Argentina y Uruguay –donde fue recibido por funcionarios de las cancillerías, incluidos sus titulares, Jorge Taiana y Reinaldo Gargano respectivamente- partió en la mañana del miércoles 30 hacia Paraguay. La última escala de su visita será Brasil, país que recientemente la Comisión Europea propuso elevar al nivel de socio estratégico de la Unión Europea.

Europa y el Mercosur intentan llegar infructuosamente a un acuerdo desde 2000. La pretensión que se han planteado ambas regiones es constituir una “zona de libre comercio” que contemple reducciones arancelarias para el grueso de los productos que se comercializan. Pero las negociaciones se dieron de bruces tanto por la reticencia de Bruselas a ceder en el acceso a su mercado a la producción agrícola sudamericana así como por la falta de definición en la OMC, donde se discuten nuevas reglas a nivel global.

El secretario de Relaciones Económicas Internacionales argentino, Alfredo Chiaradía, aclaró que el negociador de Bruselas no presentó ninguna propuesta superadora para reformular las bases de un acuerdo entre los dos bloques regionales., informó Somos Mercosur.

En la visita de Falkenberg a las cuatro capitales del Mercosur (Asunción, Buenos Aires, Brasilia y Montevideo), no hubo mención a la apertura del mercado europeo a los granos y otros alimentos sudamericanos.

El enviado europeo descartó que la asociación estratégica bilateral que la UE ofreció a Brasil por fuera del Mercosur implique quitar importancia al resto del bloque. “Hay que ser realistas. Brasil es un jugador muy importante en la ONU y otros foros, pero no vemos que acercarnos a él compita con nuestro acuerdo con el Mercosur”, aclaró..

También conviene seguir de cerca lo siguiente. Brasil apoya el ingreso de México al Mercosur pero advierte que para entrar al bloque “hay reglas”.

Pocas semanas después de que Argentina manifestara su “deseo profundo” de que México ingrese al Mercosur, ahora Brasil también parece estar dispuesto a darle la bienvenida al país azteca al bloque regional. Eso sí: según dijo el canciller brasileño, Celso Amorim, primero debe firmar un convenio de libre comercio con los países miembros del acuerdo aduanero, subrayó el boletín Somos Mercosur.

A México “le daríamos la bienvenida, pero primero tiene que hacer un acuerdo de libre comercio con el Mercosur”, explicó Amorim en una reunión con periodistas.

Al ser consultado sobre iniciativas para que México se una al bloque que integran Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, el canciller dijo que el Mercosur, y Brasil en particular, “no tenemos ningún problema con el hecho de que un país tenga un TLC (Tratado de Libre Comercio) con otro país, pero para entrar al Mercosur hay reglas”, afirmó.

Fue una referencia al acuerdo de libre comercio que México tiene con Estados Unidos y Canadá en el marco del NAFTA, principalmente. Frente a la pregunta de un periodista acerca de si la integración en América Latina es un proceso tumultuoso, el canciller respondió: “Es, pero vamos avanzando”.

¿Tan tumultuoso que fuerzas del Mercosur dejarían de lado su incompatibilidad con la estrategia estadounidense de TLC? ¿Estará alumbrando una película “El neoliberalismo contraataca, porque siempre estuvo en casa”?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: